Ojo: alimentos que jamás debes congelar

Alimentación NOTICIAS SALUD
Compartir Esto

Por El Universal / GDA

No todos los ingredientes responden bien al proceso de enfriamiento.

Una de las claves de la conservación de lo que comemos es el congelamiento, ya que prolonga la vida útil de muchos alimentos.

Los alimentos representan una fuente fundamental para la subsistencia de nuestra especia, ya que es lo que le da energía a nuestro organismo y aporta de nutrientes necesarios para afrontar nuestros días.

Una de las claves de la conservación de lo que comemos es el congelamiento, ya que prolonga la vida útil de muchos alimentos. Sin embargo, no todos los ingredientes reaccionan de la misma manera al ser sometidos a temperaturas extremadamente bajas. Para asegurarte de que tus alimentos mantengan su calidad y sabor, te presentamos una lista con algunos comestibles que es mejor no congelar.

1- Vegetales con alto contenido de agua: lechuga, pepino, apio y tomate tienen un alto contenido de agua y una estructura celular delicada. El proceso de congelación puede dañar sus células y textura, lo que resulta en una textura desagradable al descongelarse.

PUBLICIDAD

2- Huevos con cáscara: no es recomendable, ya que la expansión del contenido puede hacer que la cáscara se quede quieta, lo que podría llevar a la contaminación bacteriana. Si deseas congelar huevos, bátelos primero y guárdalos en un recipiente hermético.

3- Alimentos fritos o empanizados: alimentos fritos o empanizados tienden a perder su crujiente y textura al ser congelados y descongelados.

4- Alimentos con alto contenido de grasa: la mayonesa, la crema batida y el queso azul, pueden separarse y volverse aceitosos al ser congelados. Opte por agregar estos ingredientes frescos justo antes de servir.

5- Lácteos con alta humedad: el yogur y la crema no suelen congelarse bien debido a su alta humedad. Al descongelarse, estos lácteos pueden separarse y volverse granulosos.

6- Frutas y verduras de pulpa blanda: fresas, uvas, sandías y calabazas tienden a perder su textura cuando se congelan. Pueden volverse blandas y acuosas al descongelarse.

7- Salsas y cremas con harina: salsas y cremas que contienen harina, como la bechamel, pueden separarse y volverse grumosas después de descongelarse. Si necesita congelar este tipo de alimentos, es mejor hacerlo antes de agregar la harina.