Estos dos países pueden formar una ‘burbuja de viaje’ al lograr contener la propagación del covid-19

Noticias
Compartir

La medida podría ayudar a las industrias turísticas de los dos países y a la reanudación de las competiciones deportivas internacionales, además de servir como una plantilla potencial para otros Gobiernos a medida que salen de la crisis.

Nueva Zelanda y Australia están discutiendo la posibilidad de formar una ‘burbuja de viaje’ que permitiría reanudar los viajes internacionales entre ambos países sin restricciones a causa de la cuarentena por el covid-19, según informó este lunes el periódico The Washington Post.

Tanto Wellington como Canberra han logrado contener rápidamente la propagación del covid-19. Nueva Zelanda registró este lunes cero nuevos casos de infección por primera vez desde que empezó a implementar un estricto cierre a finales del pasado marzo, mientras que Australia detectó el domingo solo 18 nuevos casos positivos.

Este martes, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, participará en una reunión del gabinete nacional de Australia para discutir la propuesta de formar una ‘burbuja de viaje’.

Tal reunión no tiene precedentes y destaca […] la importancia mutua de nuestros dos países y nuestras economías”, señaló este lunes Ardern, al tiempo que subrayó que “el sólido historial” de ambas naciones en la lucha contra el coronavirus las ha colocado en unaposición envidiable para poder planificar la próxima etapa” de su reconstrucción económica.

“Si hay algún país en el mundo con el que podamos reconectarnos primero, sin duda es Nueva Zelanda”, dijo, por su parte, el primer ministro australiano, Scott Morrison.

Plantilla potencial para otros Gobiernos

Los australianos representan aproximadamente 1,5 millones, o el 40%, de las llegadas internacionales anuales a Nueva Zelanda, mientras que 1,4 millones de neozelandeses viajan a Australia cada año, lo que supone aproximadamente el 15% del número total de visitantes.

“Debido a que ambos países están en caminos similares en términos de control del virus, parece cada vez más posible que podamos formar una ‘burbuja’ a través del mar de Tasmania, aunque reconocemos que será un desafío único crear una frontera segura“, señaló Chris Roberts, director ejecutivo de un grupo representativo de la industria del turismo de Nueva Zelanda.

La creación de esta ‘burbuja de viaje’ permitirá a ambas naciones dar un paso hacia la normalidad y ayudar a sus industrias turísticas, y también servirá como una plantilla potencial para otros Gobiernos a medida que salen de la crisis, afirma The Washington Post.

Además, la medida dará la posibilidad de reanudar los enfrentamientos internacionales en el campo deportivo. De ser creada la ‘burbuja’, los aficionados podrían tener la oportunidad de asistir a la Copa Bledisloe, una popular y reñida competición de rugby a tres partidos entre las selecciones de Australia y Nueva Zelanda, que debe comenzar en agosto.

No obstante, para que el sistema funcione ambos Gobiernos tendrán que ponerse de acuerdo sobre qué hacer si los casos de coronavirus aumentan nuevamente, advirtió el epidemiólogo de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda) Michael Baker.

Entre tanto, una parte clave de las discusiones de esta semana será el seguimiento de contactos bilaterales. Australia está centrándose en la aplicación para teléfonos inteligentes COVIDSafe, basada en la ‘app’ TraceTogether desarrollada en Singapur. Nueva Zelanda, por su parte, aún está considerando si utiliza COVIDSafe u otra herramienta similar.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *