El segundo caso de coronavirus en España es un británico que se contagió en los Alpes

Noticias
Compartir

El paciente se encuentra ingresado y aislado en el hospital de Son Espases (Palma), aunque el diagnóstico es “muy leve”

El Centro Nacional de Microbiología (CNM) ha confirmado este domingo por la mañana que un ciudadano británico ha dado positivo en las islas Baleares por el coronavirus de Wuhan. El hombre reside en Mallorca con su familia y regresó el pasado día 29 de enero de un viaje de esquí a los Alpes franceses durante el que mantuvo un estrecho contacto con un grupo en el que se han diagnosticado cinco casos, todos ellos británicos. El paciente se encuentra ingresado y aislado en el hospital de Son Espases (Palma), aunque el diagnóstico es “muy leve” y prácticamente “asintomático”, ha explicado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) del Ministerio de Sanidad.

Fue el propio paciente el que informó a las autoridades sanitarias españolas de su situación al empezar a sentirse mal, tras lo cual tanto él como su pareja y sus dos hijas de siete y 10 años han permanecido ingresados, según ha informado la Consejería de Salud de Baleares. Las pruebas han revelado que solo él tiene el coronavirus, mientras una de las menores sufre la gripe, por lo que la esposa y las dos menores permanecen en el hospital, en una zona habilitada especialmente para ellas.

Aunque no es previsible, Simón ha aclarado que “puede ser” que alguno de los tres casos negativos pueda acabar desarrollando síntomas y volverse positivo, por lo que la mujer y las dos hijas del infectado seguirán bajo vigilancia unos días más. El hombre no podrá viajar a su país o a cualquier otro lugar hasta que esté recuperado de la infección. “Este caso no supone un incremento del riesgo para España ya que siguen siendo contagios ocurridos fuera de España”, ha explicado Simón. Este ha detallado que “a las 24 o 48 horas de llegar a España” el paciente desarrolló síntomas suaves. “Tuvo sensación de fiebre, pero no llegó a tomarse la temperatura ya que la sintomatología desarrollada es muy leve”, ha añadido Simón.

El coronavirus de Wuhan ya ha dejado 813 muertos en China y más de 37.000 infectados en todo el mundo. Ya se ha cobrado más víctimas mortales que su predecesor, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) que en 2003 mató a casi 800 personas.

El origen del foco que ha dejado cinco nuevos casos en Francia es un ciudadano británico que visitó localidad de Contamines-Montjoie (departamento de Alta Saboya) entre el 24 y el 28 de enero. El hombre venía de Singapur, donde había pasado tres días y, aparentemente, fue allí donde contrajo el virus. 11 personas que compartieron un chalé con dos apartamentos en Contamines-Montjoie —entre ellas, los cinco con coronavirus— se encuentran hospitalizados en Lyon, Grenoble y Saint-Étienne.

El Ministerio de Sanidad ha informado este domingo de que las autoridades sanitarias de Baleares “están tratando de identificar a todos los contactos” del segundo caso detectado en España. Los “estrechos” serán sometidos a una vigilancia especial, mientras “los casuales” serán informados de cómo proceder en caso de desarrollar síntomas, aunque en estos casos “el riesgo de contagio es casi inexistente”. El jefe de Epidemiología del hospital de Son Espases, Jordi Reina, ha detallado que la exposición al virus se dio entre los días 25 y 29 de enero en la estación de esquí francesa y el paciente percibió algunos síntomas entre el 29 de enero y el uno de febrero, cuando “ya estaba en su casa”.

El estudio de contactos de las personas que estuvieron con el hombre infectado durante estos últimos días incluye a varios pasajeros del vuelo entre Ginebra y Barcelona y del vuelo entre Barcelona y Palma que el paciente tomó para regresar a Mallorca. En concreto, la Consejería de Salud en colaboración con el Ministerio de Sanidad contactará con los viajeros que se sentaron a su lado, en la fila anterior y en la posterior, a los que se darán una serie de indicaciones a seguir por si notan síntomas en los próximos días.

El jefe del Servicio de Medicina Interna del hospital de Son Espases, Javier Murillas, ha subrayado que a partir de ahora se realizará un seguimiento virológico del padre, al que se volverán a tomar muestras a mediados de semana -martes o miércoles- para remitir al laboratorio del Instituto Carlos III. “La carga viral es baja y está en la fase final de la enfermedad, pero debe ser controlado y no se le podrá dar el alta hasta que sume dos muestras negativas” ha indicado Murillas. A la esposa del paciente y sus dos hijas también se les volverán a repetir las pruebas para descartar el contagio. Desde la Consejería de Salud han destacado la rapidez del hombre para ponerse en contacto con las autoridades sanitarias, ya que el mismo viernes dio aviso a la red europea de alertas cuando se enteró de que una de las personas con las que había estado en la estación de esquí estaba contagiada.

Sobre la coincidencia de un caso por el coronavirus y otro de la gripe en la misma familia, el director del CCAES ha informado de que “es posible, pero muy poco probable que exista una coinfección” por los dos virus a la vez. “No hay ningún caso documentado” por el coronavirus de Wuhan y “muy pocos” por otros patógenos de este tipo, como el SARS o el MERS.

El comunicado este domingo es el segundo caso positivo por el nuevo coronavirus de Wuhan diagnosticado en España y, como el anterior, este también está relacionado con un episodio de contagio múltiple registrado en otro país europeo. Simón ha calificado ambos casos como “muy similares”.

El primero fue el de un turista alemán en la isla de La Gomera, que contrajo el virus en su puesto de trabajo en Baviera (Alemania) tras estar en estrecho contacto con un colega que a su vez había sido contagiado por una empleada procedente de Wuhan que había contraído el virus al estar con sus padres enfermos. El paciente sigue en aislamiento.

Sobre la evolución de la epidemia en China, Simón ha destacado que “en los últimos días se están diagnosticando menos casos que en los anteriores”, aunque considera que “aún es pronto” para extraer conclusiones sobre la posible evolución del brote.

Las cifras oficiales conocidas este domingo permiten afirmar que la epidemia causada por el coronavirus de Wuhan ya se ha cobrado más víctimas mortales que su predecesor, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que en 2003 mató a casi 800 personas. En Europa, donde los primeros casos se conocieron a finales de enero, son al menos 43 —ninguna muerte— en nueve países, entre ellos Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido. Francia detectó este sábado en los Alpes cinco nuevos casos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *