Alergia al marisco: síntomas, complicaciones y tratamiento

Noticias Salud
Compartir

La alergia al marisco no es tan infrecuente en la población. Los moluscos y los crustáceos son susceptibles de desencadenar reacciones de hipersensibilidad autoinmune, llegando a ser graves en algunos casos. Por este motivo, es importante identificar si existe un proceso de este tipo para evitar complicaciones mayores.

Recuerda que la alergia está provocada por una reacción del sistema inmune. Se reconoce una proteína como un agente dañino, aunque no lo sea. A partir de aquí puede tener lugar una reacción desproporcionada que, si evoluciona, compromete la vida de la persona.

¿Qué es la alergia al marisco?

Esta alergia está producida por la entrada en el organismo de proteínas procedentes de ciertos alimentos marinos, tal y como evidencia un estudio publicado en Current Opinion in Allergy and Clinical Immunology. Entre ellos, los más susceptibles de desencadenar una alergia son los crustáceos y los moluscos.

En el momento en el que el cuerpo detecta dicho antígeno, genera una reacción inflamatoria de defensa que, en ocasiones, se puede complicar causando un daño grave. El resultado menos deseado es la anafilaxia.

Entre los factores de riesgo para el desarrollo de una alergia de este tipo destacan los antecedentes familiares. Además, son más propensos los adultos que los niños, aunque puede darse en cualquier momento de la vida. Asimismo, es relativamente más frecuente este problema en las mujeres.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

La sintomatología de la alergia al marisco puede ser leve o grave. En general, los signos comienzan a aparecer una hora después de la ingesta. Es común presentar cierta hinchazón en los labios o en la lengua, así como picazón.

En los casos más graves se desarrolla dificultad para respirar y problemas intestinales, como la diarrea, el dolor abdominal y los vómitos. En este tipo de situaciones suele ser necesaria la medicación, así como la administración de un probiótico, que ha demostrado ser eficaz para controlar los episodios diarreicos.

Pueden producirse, también, mareos, aturdimientos e incluso desmayos o pérdidas de la consciencia. Si dichos signos tienen lugar será necesaria la vigilancia por parte de un profesional sanitario, así como la intervención farmacológica.

Anafilaxia

La alergia al marisco es susceptible a desarrollar una reacción adversa severa conocida como anafilaxia. Esta puede resultar fatal y necesita de actuación médica inmediata. De hecho, el tratamiento de emergencia es la inyección de adrenalina, según confirma un estudio publicado en Jornal de Pediatria.

Los síntomas de la anafilaxia son la inflamación grave de garganta que imposibilita la respiración, un fuerte descenso de la presión arterial y los mareos que pueden ocasionar un desmayo o pérdida del conocimiento. Cabe destacar que, sin la ayuda de la epinefrina, esta clase de situaciones causan la muerte.

Complicaciones de la alergia al marisco

Existen ciertas situaciones que incrementan la propensión al desarrollo de un shock anafiláctico. En el caso de que padezcas asma, antecedentes de anafilaxia inducida por alimentos en la familia o si una pequeña cantidad de marisco genera en ti una reacción alérgica, puede ser que el proceso de hipersensibilidad se complique.

Por este motivo, es crucial que evites el consumo de dichos alimentos y que te fijes en las etiquetas de los productos que compres. De este modo, te podrás asegurar de que no contienen trazas de elementos que puedan resultar nocivos para la salud.

Además, puede ser necesario que evites los lugares donde se procesan mariscos. Los vapores que emiten durante su cocinado podrían desencadenar una reacción adversa.

¿Cómo tratar la alergia al marisco?

En la actualidad, no se conocen tratamientos para curar la alergia al marisco. Se trata de un proceso que, una vez aparecido, dura toda la vida.

Por este motivo, lo único que se puede hacer al respecto es evitar por completo la ingesta de dichos alimentos marinos, así como la inhalación de los vapores que desprenden. Esto aplica, por supuesto, para aquellas personas con alergia confirmada.

Si se va a un restaurante, asegurarse de que en la carta aparezca una declaración de alérgenos. De este modo, sabrás qué recetas son susceptibles de contener marisco entre sus ingredientes para evitarlas por completo.

Ten cuidado también con los productos envasados y formados a partir de proteínas de pescado, como el surimi. En ocasiones, contienen trazas de marisco, lo que resulta nocivo para los alérgicos.

Alergia al marisco en niños

Ya hemos destacado que es más frecuente desarrollar una alergia al marisco durante la edad adulta que en la infancia, aunque también es posible esto último. Si a un menor le detectan un proceso de este tipo, es recomendable tener siempre a mano una dosis de epinefrina por si surge la emergencia. Así se podrá evitar un shock anafiláctico que ponga en peligro la vida.

Los cuidadores del niño han de saber también que presenta alergia a este tipo de alimentos para que eviten el contacto con los posibles alérgenos. Al mismo tiempo, si el menor comienza a desarrollar síntomas propios de un proceso de hipersensibilidad, como hinchazón, picores o inflamación de la boca, lo recomendable es acudir siempre a urgencias.

Consejos de prevención

En el caso de la alergia al marisco es importante tener en cuenta una serie de consejos de prevención.

Leer las etiquetas

Asegurarse de que los productos que se adquieren en el supermercado están libres de alérgenos es algo que se puede hacer mediante la observación de las etiquetas. De este modo, se evitan muchos problemas posteriores.

Cuidado al comer fuera de casa

En la carta de los restaurantes suelen aparecer reflejados los alérgenos del plato. De todos modos, es buena idea siempre avisar al camarero para que tomen especial precaución con las contaminaciones cruzadas.

Contaminaciones cruzadas

Es habitual que los alérgicos al marisco desarrollen hipersensibilidad si se cocina en el mismo recipiente un marisco junto con otro alimento distinto. No es necesario ingerir el molusco como tal para llegar a la anfilaxia; a veces basta con que sus antígenos estén presentes en un recipiente o utensilio culinario. Por ello, la higiene es fundamental.

La alergia al marisco es un problema alimentario

Como has podido comprobar, la alergia al marisco puede poner en riesgo la vida de una persona si no se toman una serie de precauciones al respecto. Por este motivo, es siempre importante leer las etiquetas y que acudas al médico en el caso de sospechar que puedes presentar un proceso de hipersensibilidad a esta clase de alimentos.

Si se confirman tus temores, recuerda adquirir una dosis de epinefrina por si algún día necesitas usarla. Esto aplica para los padres y cuidadores de pequeños con el trastorno, quienes también deben estar atentos y procurar alejarlo del contacto con las sustancias alérgicas.

Fuente: Mejor con Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *