¿Visionario u oportunista? David Stern y el ‘Dream Team’ de Barcelona 1992

Deportes
Compartir

David Stern convirtió la NBA en una competición global en un proceso que tuvo en el ‘Dream Team’ de Barcelona 1992 uno de sus grandes hitos. Pero la idea no fue suya, aunque la aprovechó

¿Era David Stern un visionario, un genio del márketing que convirtió la NBA en un producto que atrajo a cientos de millones de espectadores en todo el mundo? ¿O solo fue un buen gestor que tuvo la suerte de ser nombrado comisionado en 1984, cuando Magic Johnson y Larry Birdalcanzaban su apogeo y Michael Jordan llegaba a la liga? Seguramente, la respuesta esté en el punto medio. Stern, fallecido este miércoles, no fue un gurú, pero sí un dirigente que sabía muy bien qué hacer. A la vez, la materia prima de la que dispuso en su primera década al frente de la NBA quizá solo haya sido superada por la generación actual.

Stern supo generar oportunidades de crecimiento de la NBA, pero también aprovechó las que crearon otras personas. Un ejemplo de lo primero es que, nada más ser nombrado, dijo que era posible que se jugaran partidos de temporada regular fuera de Estados Unidos. Lo tenía muy claro, y la idea se hizo realidad en 1990. Un ejemplo de lo segundo es la historia del ‘Dream Team’, el equipo que participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

En el crecimiento internacional de la NBA, los Juegos Olímpicos de Barcelona son considerados un hito. No es que la liga no fuera seguida fuera de sus fronteras y Canadá, pero no era el fenómeno global que es en la actualidad. China no era su principal mercado exterior (aún faltaba una década para la llegada de Yao Ming, otro de los hitos de esa globalización) y Europa todavía no había sido conquistada.

David Stern falleció este miércoles 1 de enero en Nueva York (Estados Unidos). (Foto: EFE)

David Stern falleció este miércoles 1 de enero en Nueva York (Estados Unidos). (Foto: EFE)

Debido a la audiencia de los Juegos Olímpicos, el equipo que jugó en Barcelona permitió a muchos contemplar de una manera más cercana el universo de la NBA. Y eso impulsó la idea que ya había puesto en marcha Stern.

“El Dream Team marcó una época”, afirmó Pau Gasol en 2017. “Influyó a muchísimos jugadores, sobre todo de mi generación. Yo tenía 12 años por aquel entonces. A mí ya me encantaba el baloncesto, jugaba y quería seguir jugando, pero sí que nos motivó e ilusionó a muchos jóvenes para jugar a otro nivel, a querer ser mejores. El ‘Dream Team’ fue una selección que trascendió al deporte e inspiró a muchísimos jóvenes”.

Sin embargo, la idea de jugar con profesionales en los Juegos Olímpicos no fue de Stern, que ni siquiera la contemplaba cuando se reunió con la persona que se lo propuso. El responsable fue el serbio Boris Stankovic, secretario general de FIBA entre 1976 y 2002. Ya desde su llegada al cargo, Stankovic consideraba una hipocresía que los jugadores de la NBA no pudieran participar en los Juegos Olímpicos y competiciones organizadas por FIBA, pero no fue hasta 1985 cuando le propuso la idea a David Stern.

Magic Johnson (i) y Michael Jordan en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. (Reuters)

Magic Johnson (i) y Michael Jordan en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. (Reuters)

“Stern nunca planeó llevar a los jugadores de la NBA a los Juegos Olímpicos, en gran medida porque afrontaba asuntos más urgentes”, relata Jack McCallum en su libro ‘Dream Team’ (Ed. Contra), que narra la historia de aquel equipo, desde su concepción hasta sus consecuencias en el mundo del baloncesto. De encuentro entre Stankovic y Stern también salió la idea del Open McDonald’s, un torneo con equipos de la NBA y el baloncesto FIBA que celebró su primera edición en 1987 (la segunda edición se jugó al año siguiente en Madrid).

“El ‘Dream Team’ surgió de la visión de Boris Stankovic. No fue un plan secreto tramado por David Stern para ‘hacer crecer el deporte’, una de las frases favoritas del comisionado”, dice McCallum. Pero Stern sí hizo algo muy bien: supo identificar los Juegos Olímpicos como una gran oportunidad y la aprovechó. Jordan, Bird y Magic hicieron el resto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *