Jugadores de posición en la lomita: Lo mejor

Deportes
Compartir

Últimamente, nos hemos acostumbrado a ver a los jugadores de posición lanzando. En el 2018, más de 40 se subieron al montículo en al menos una ocasión, rompiendo el récord de la Era de la Expansión (desde 1961). Luego, en el 2019, se volvió a imponer una marca, con 50 jugadores de posición en la lomita.

Ya saben cómo funciona. Normalmente el jugador ocupa el puesto de lanzador en situaciones de bajo riesgo. En febrero, fue anunciada una nueva regla que sólo les permite a los jugadores de posición que no han sido designados como pitcher/bateador lanzar en entradas adicionales o en vapuleadas.

Pero incluso con esas limitaciones, muchas cosas pueden ocurrir. Con eso en mente, aquí están las 11 mejores actuaciones de pitcheo de jugadores de posición, mencionadas por orden cronológico inverso.

Para efectos de esta lista, hemos tomado en cuenta actuaciones desde 1961, cuando Elias Sports Bureau empezó a destacar a jugadores de posición lanzando, debido a la poca claridad que había antes. También excluiremos a los lanzadores/bateadores como el japonés Shohei Ohtani, Rick Ankiel, Brooks Kieschnick y el panameño Cristian Bethancourt, entre otros.

Martin sienta en strikes a Allen

Russell Martin (Dodgers): 28 de agosto del 2019 – 1 IL, 1 K

Martin nunca había lanzado a nivel de Grandes Ligas antes de la campaña del 2019, cuando lo hizo en cuatro ocasiones, igualando la segunda mayor cantidad para un jugador de posición en la Era de la Expansión. Esta presentación fue su última y tuvo algo en común con las primeras tres: El no permitir carreras. Es uno de sólo dos jugadores de posición con cuatro presentaciones en blanco en una temporada. Pero esta oportunidad fue especial, porque preservó una blanqueada.

Martin ingresó al juego en la parte baja de la novena entrada con los Dodgers arriba 9-0. Permitió un doble con el primer pitcheo contra Ty France. Luego consiguió un ponche, provocó un roletazo de out y después un elevado de foul que fue capturado para terminar el partido. Martin se convirtió en el primer jugador de posición en lanzar en una blanqueada de su equipo en la Era de la Expansión.

Stevie Wilkerson (Orioles): 25 de julio del 2019 – Juego salvado, 1 IL 0 C

Fue un juego maratónico, con una duración de seis horas y 19 minutos. Cuando los Orioles llegaron a la parte baja de la 16ta entrada en Anaheim, ya habían utilizado a nueve lanzadores. Entonces Wilkerson, el jardinero central titular, se subió a la lomita. Fue la tercera vez en julio que lo hacía – había tirado un inning en blanco en una derrota del 12 de julio, más dos episodios, con una carrera permitida, en el revés del día 20 del mismo mes.

Pero esta presentación fue diferente, porque ingresó con una ventaja de dos carreras. Wilkerson retiró a Brian Goodwin con un elevado para el primer out, hizo lo propio con Kole Calhoun con un roletazo por segunda y luego el dominicano Albert Pujols falló con un elevado al jardín central. Wilkerson se convirtió así en el primer jugador de posición en cosechar un salvamento desde que la estadística empezó a ser oficial en 1969.

Wilkerson logra el salvado

Pablo Sandoval (Gigantes): 6 de mayo del 2019 – 1 IL, 0 C

Sandoval hizo su debut en la lomita en el 2018 con los Gigantes, con una entrada en blanco en una derrota ante los Dodgers. “Dejen a Pablo lanzar” se convirtió en un grito tan popular que el bobblehead que repartieron los Gigantes en el 2019 tenía al venezolano lanzando y no bateando. Pero la presentación que tuvo cinco días antes del juego de bobblehead fue aun más histórico.

Sandoval comenzó en la antesala y en el segundo inning se robó la tercera, luego de embasarse tras un error. Fue su primera base robada desde el 2012. Ya era un partido notable para el Panda. En la sexta entrada, le sacudió un cuadrangular al abridor de los Rojos, Anthony DeSclafani. Pero la situación se tornó más interesante en la octava, cuando el venezolano se subió a la loma. Los Gigantes perdían 12-4, pero Sandoval se aseguró de que el déficit no aumentara, retirando a Cincinnati con un elevado y un rodado para doble-play. El veterano convirtió en el segundo jugador en la historia de la Era Moderna (desde 1900) con un jonrón, una base robada y un inning en blanco como lanzador en el mismo encuentro, según Elias.

¿El otro en lograrlo? Christy Matthewson, también con los Gigantes e igualmente ante los Rojos, el 23 de mayo de 1905. En esa ocasión, lanzó nueve capítulos en blanco, para acompañar el jonrón y la base robada.

Must C: Sandoval lo hace todo

Charlie Culberson (Bravos): 17 de agosto del 2018 – 1 IL, 1 CA y nueve lanzamientos de al menos 90 millas por hora

Culberson tiene la distinción de tener el lanzamiento más rápido para cualquier jugador de posición en las últimas cinco temporadas, al registrar 93.7 millas por hora ante Charlie Blackmon, quien le dio un doble, antes de anotar con un sencillo de DJ LeMahieu. Pero no quedaron dudas sobre la velocidad de Culberson.

En total, Culberson hizo nueve pitcheos de al menos 90 mph, incluyendo ése de 93.7 y otro de 93.6 contra Chris Iannetta, quien falló con un roletazo.

J.D. Davis (Astros): 9 de septiembre del 2017 – 0.2 IL, 0 C, 2 K, 21 lanzamientos de al menos 90 mph

En un período de menos de dos semanas en el 2017, Davis lanzó en dos ocasiones y no permitió carreras. Su actuación del 9 de septiembre ante los Atléticos fue notable, porque realizó 24 pitcheos – 21 de ellos de al menos 90 mph. Esos 21 lanzamientos de 90 mph o más son la mayor cantidad para cualquier jugador de posición en una misma presentación en las últimas cinco campañas.

Davis alcanzó 93.4 mph en tres ocasiones, todas ante Chad Pinder, quien hizo trabajar duro a Davis en ese inning. Tuvo un turno de 10 lanzamientos que eventualmente terminó en boleto. Dos de los corredores que heredó Davis anotaron, pero no se le cargaron a su cuenta.

Adam LaRoche (Medias Blancas): 31 de julio del 2015 – 1IL, 0 C, 1 K

LaRoche debutó en las Mayores en el 2004 y si nos basamos en lo que dijo al final de este juego, estaba ansiando el momento por mucho tiempo.

“Le rogué a cada manager por el que he jugado que me dejara lanzar”, dijo tras el partido. “He tenido tres o cuatro oportunidades, todas en entradas extras cuando nos estábamos quedando sin brazos. Tres o cuatro veces en las que si no anotamos, saldría para la próximo media entrada. Claro, en todas esas oportunidades anotamos para irnos arriba. He estado cerca, pero nunca pude hacerlo. Ha estado en mi lista de deseos por mucho tiempo”.

LaRoche comenzó el partido como bateador designado y acumuló cuatro hits. Luego, con los Medias Blancas abajo en la pizarra 13-5 ante los Yankees en la parte alta de la novena entrada, finalmente llegó su momento. Retiró en orden a Stephen Drew, John Ryan Murphy y Brendan Ryan para un inning perfecto, cerrándolo con un ponche. La actuación fue un tributo a su padre, Dave, quien lanzó en las Mayores por 14 años.

LaRoche makes pitching debut

Chris Davis (Orioles): 6 de mayo del 2012 – Juego ganado, 2 IL, 0 C 2 K

Davis no sólo se llevó la victoria, sino que lo hizo lanzando bien. Permitió apenas dos hits en dos entradas de labor, ponchando a Jarrod Saltalamacchia y al mexicano Adrián González de los Medias Rojas. Davis comenzó como bateador designado y llevaba de 0-7 cuando se subió al montículo en la 16ta entrada. Tuvo otro turno en la 17ma y volvió a fallar, yéndose de 8-0. Finalmente lanzó su segundo episodio en blanco, sellando el triunfo de Baltimore.

Davis es uno de cinco jugadores de posición en ganar un juego en la Era de la Expansión, junto con John Baker (2014), el dominicano Wilson Valdez (2011), Brent Mayne (2000) y Rocky Colavito (1968). Davis fue el único en hacerlo registrando múltiples ponches.

El partido es particularmente notable porque del lado de los Medias Rojas, el jardinero Darnell McDonald fue el “lanzador” derrotado. Es la única vez en la Era de la Expansión que dos jugadores de posición de llevan las decisiones.

Wilson Valdez (Filis) – 25 de mayo del 2011 – Juego ganado, 1IL, 0 C

La victoria del dominicano es particularmente impresionante, debido a los bateadores que tuvo que enfrentar para cerrar el encuentro. El jugador del cuadro y tío del segunda base de los Diamondbacks, Ketel Marte, inició el juego defendiendo la intermedia con los Filis y acumuló tres inatrapables.

Para cuando el juego alcanzó la 19na entrada, los Filis se quedaron sin serpentineros y acudieron a Valdez.

El quisqueyano tuvo que enfrentar a Joey Votto, Scott Rolen y Jay Bruce. Obligó a Votto a conectar un elevado de out y luego golpeó a Rolen. Bruce falló también con un fly y Valdez cerró el inning con un elevado de Todd Frazier. Los Filis ganaron el partido en la parte baja de esa entrada con un elevado de sacrificio de Raúl Ibáñez.

“Yo no me ofrecí”, dijo Valdez al año siguiente. “Habían pasado muchos años desde que pitché por última vez. Pero me dijeron que lo hiciera, porque se habían quedado sin brazos. No tenían a más nadie”.

Valdez gana en relevo

José Oquendo (Cardenales): 14 de mayo de 1988 – Juego perdido, 4 IL 2 C

Oquendo salió derrotado, pero sigue siendo una actuación digna de destacar. El puertorriqueño lanzó cuatro entradas, la mayor cantidad para un jugador de posición en un partido de la Era de la Expansión. ¿Por qué estuvo tanto tiempo? Porque se subió a la loma en el 16to inning. Oquendo había entrado al juego en la novena entrada para defender la inicial con la pizarra igualada 5-5. Los Cardenales se quedaron sin lanzadores y el oriundo de Río Piedras fue llamado al montículo. Luego de los cuatro innings, apodaron a Oquendo como “El Arma Secreta”, por razones obvias.

Aunque permitió las carreras de la derrota, el juego se mantiene en los recuerdos de los Cardenales. Pudo haber tenido un desenlace distinto, luego de que San Luis dejara las bases llenas en la parte baja de la 18va.

Rocky Colavito (Yankees): 25 de agosto de 1968 (Juego 1) – Juego ganado, 2.2 IL, 0 C

Colavito se convirtió en el primer jugador de posición en cosechar una victoria en la Era de la Expansión. Y lo hizo con una sólida actuación ante los Tigres, imponiendo un récord de la presentación en blanco más larga para un jugador de posición.

Con 35 años, Colavito no era ningún novato. De hecho, la temporada de 1968 resultó ser la última de su carrera. Había lanzado una vez el 13 de agosto de 1958, también ante los Tigres y tampoco permitió carreras. En la cuarta entrada, el primer bateador que enfrentó Colavito fue Al Kaline, quien falló con un roletazo. Luego le permitió un doble a Kaline en la sexta, pero éste no anotó. Los Yankees ganaron 6-5.

Mateo Alou (Gigantes): 26 de agosto de 1965 (Juego 1) – 2 IL 1 C, 3 K

Fue la única presentación como lanzador que tuvo el dominicano. Alou se subió a la lomita en la parte baja de la séptima entrada con los Gigantes abajo en la pizarra 8-0 ante Pittsburgh. El primer bateador que enfrentó no fue otro sino el futuro miembro del Salón de la Fama, Willie Stargell, quien estaba disputando su cuarta temporada en las Mayores. Pero no fue un problema para Alou, quien lo retiró por la vía del ponche.

Luego de permitir dos sencillos y sacar el segundo out con un elevado, Alou abanicó a Gene Alley para culminar el inning. Volvió a salir para el octavo tramo y nuevamente enfrentó a Stargell, con dos outs y corredores en primera y tercera. Pero Alou lo volvió a retirar, con su tercer ponche del día.

Los tres abanicados de Alou son la mayor cantidad para un jugador de posición en una presentación en blanco en la Era de la Expansión. Y eso es sin contar que dos de ellos fueron ante Stargell.

Sarah Langs es reportera y editora de MLB.com con base en Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *