Tesla sigue mostrando que es una compañía distinta, que trata sus vehículos como un dispositivo tecnológico más que como un coche. Durante la junta de accionistas que se celebró hoy, Elon Musk anunció que ofrecerán pruebas de Autopilot a clientes actúales. Es decir, por medio de una actualización de software quienes no tengan la función activada podrán probarla durante cierto tiempo y decidir si quieren comprarla.

Activar el Autopilotmejorado tiene un precio de 5.000 dólares o 5.300 euros si se hace al momento de la compra del coche. En caso que se quiera activar de forma posterior, el precio aumenta a 6.000 dólares o 6.300 euros.

Tesla está trabajando de forma activa en el Autopilot, el sistema de conducción asistida de la compañía. Elon Musk ha prometido mejoras significativas durante los próximos meses con confiabilidad y capacidades aún mayores en los siguientes seis a doce meses.

5.000 Model 3 por semana en junio

Elon Musk inició la junta de accionistasvisiblemente afectado, al borde de las lágrimas, agradeciendo a todas las personas trabajando en Tesla en uno de los momentos más duros de la compañía y asegurando que “en Tesla hacemos los coches con amor, aunque suene cursi decirlo”. El CEO de la compañía se fue calmando a medida que la reunión se fue desarrollando. Explicó detalles, contestó preguntas, incluyendo la revelación de la prueba gratuita del Autopilot.

También reveló que lograrán producir unos 5.000 Model 3 por semana al final de junio y 10.000 en 2019. El aumento tiene relación a una nueva línea de producción mucho más eficiente, según explicó. Aseguró que el tiempo dedicado a solucionar los problemas de retrasos e ineficiencia a la hora de ensamblar el coche han sido los meses más horribles de su vida.

El objetivo final de las mejoras constantes al Autopilot es lograr que el software sea lo suficientemente bueno como para convertir a los coches de Tesla en totalmente autónomos a finales de 2019, siempre y cuando las regulaciones locales lo permitan.