Camareros españoles nos dicen los bocadillos más raros que les han pedido

Camareros españoles nos dicen los bocadillos más raros que les han pedido

Compartir
  • 9
    Shares

No podrás olvidar nunca las palabras “chorizo ibérico con Nocilla”.

Un entretenimiento muy español es ese de sentarse en un bar con los amigos, pedir unas cervezas, coger la carta de bocadillos y reírse un buen rato a costa de ella. En muchos casos el detonante del cachondeo son los nombres mal escritos de los bocadillos, algo que se debe a la barrera lingüística que existe entre el propietario y la sociedad española; otras veces son las esperpénticas propuestas gastronómicas que aparecen listadas ahí, puede que también fruto de alguna dislocación cultural.

Recuerdo haber visto fotografías de bocadillos repletos de berberechos (dicen que no está tan mal) o de croquetas, unas imágenes que son capaces de expandir la conciencia humana hasta fronteras inimaginables. En el mundo de los bocadillos, el límite no existe.


LEE: Una noche por los peores restaurantes de Barcelona 


Y es que la carta solo refleja las inquietudes de los clientes, es por eso que existen bocadillos para todos los públicos e incluso hay gente que se pide unos inventos fuera de carta que nunca habríamos imaginado posibles. Estos experimentos, esta forma de “jugar a ser Dios” con los bocadillos, a veces ofrecen un resultado satisfactorio (como el atún con queso o el atún con anchoas) pero muchas otras veces resultan tan extravagantes que muy pocas personas son capaces de pedirlos. Batallas estomacales que harían cagar agua a más de uno.

Aquí os ofrecemos un compendio de los bocadillos más jodidos que les han pedido a varios camareros.

ÓSCAR, 45 AÑOS, BAR GALICIA

VICE: Buenas Óscar. En este bar he terminado unas cuantas noches, a las tantas.
Óscar: Bueno, como toda la juventud.

¿Dime una cosa, cuál es el bocadillo más desagradable que te han pedido nunca?
Pues yo llevo aquí poco tiempo pero antes trabajaba en un bar en Aranda de Duero y ahí un hombre de unos 40 años me pedía muchas veces un bocadillo de Nocilla con chorizo.

Un momento, ¿qué?
Sí, sí, de chorizo ibérico que además lo teníamos muy bueno ahí, buenísimo. Mucha gente nos lo pedía con queso y era como “no me jodas”, que así te cargas el sabor del chorizo. Pues el señor se lo pedía con Nocilla y lo hizo varias veces, como seis o siete veces. Quería un bocadillo de Nocilla con chorizo ibérico. Yo pensaba que se cachondeaba de mí por ser catalán o algo pero no, el tío lo decía en serio.

“Antes trabajaba en un bar en Aranda de Duero y ahí un hombre de unos 40 años me pedía muchas veces un bocadillo de Nocilla con chorizo”

¿Lo llegaste a probar?
No.

La gente hace cosas muy raras.
Pues sí, es como eso de echarle Cola Cao a tostadas con aceite.

¿La gente hace esto?
Sí, es muy de abuelas, para los nietos.

Empiezan así y terminan comiendo Nocilla con chorizo.
Exactamente.

SARAY, 27 AÑOS, EL BON BOCATA

VICE: Dime el bocadillo más jodido que te hayan pedido nunca.
Saray: Una vez me pidieron un bocadillo de calamares a la romana con butifarra blanca.

Dios qué horror. ¿Se lo preparaste?
No, no.

¿Te negaste a construir esa aberración?
No, fue porque no tengo calamares aquí en el bar, si los hubiera tenido se lo hubiera preparado, eso seguro.

¿Te lo comerías?
No, para nada. Ahora que lo recuerdo, una vez un chico me pidió un bocadillo de boquerones y me pareció muy raro. Se lo preparé y cuando me vino a pagar me dijo que se había confundido y que lo que había querido pedir era un bocadillo de anchoas, pero que el de boquerones ya le había gustado, por eso no me había dicho nada.

Que conste que yo se lo hubiera cambiado, claro. A los pocos días volvió y se pidió otra vez el de boquerones, imagínate.

Es que lo errores pueden descubrirnos mundos de placer
Sí, sí, el chaval repitió.

CASIMIRO, 56 AÑOS, CAFÉ BAR MONTFERRY

VICE: Buenas Casimiro, ¿cuál es el bocata más extraño que te han pedido en el bar? No sé, me refiero a excentricidades como atún con queso y cosas así.
Casimiro: Bueno, el atún con queso es normal, yo he hecho bastantes. El queso funciona con todo y la gente lo mezcla con cualquier cosa.

Pero dime lo más raro que has llegado a preparar.
Pues te diría que uno de berberechos. He preparado pocos de estos y son lo más raro con lo que me he encontrado.

¿Lo llegaste a probar?
No, ¡qué va! También he hecho bocadillos de mejillones pero esto es más habitual. Ah, sí, hay algo que me inquieta bastante, cuando la gente me pide poner kétchup a todo.

¿Kétchup?
Sí. A ver, en una hamburguesa es normal pero cuando me piden de ponerlo en bocadillos de pollo, lomo o tortilla, es que no lo puedo entender.

El kétchup hay que manejarlo con cuidado.
Exactamente.

JAIME, 53, CASA FARRUCO

VICE: ¿Cuál es el bocadillo más raro que han pedido en Casa Farruco?
Jaime: Pues una vez me pidieron uno de conejo al ajillo.

¿Y lo preparaste? Debió ser un lío si no lo tenías preparado.
En Casa Farruco, lo que se pide se hace, así que se lo serví. El caso es que entró un chaval y vio que había una bandeja en la barra de conejo al ajillo y me dijo “quiero esto dentro de un bocadillo”. Le dije que esto se servía en plato pero insistió en que lo quería en un bocadillo y, aunque no es lo más habitual, le dije que bien y se lo preparé.

“Una vez me pidieron pan con tomate y un plátano dentro, todo calentado en el microondas”

Debe ser realmente incómodo comerse eso.
Sí, el chaval estaba ahí sacando los huesos todo el rato. Bastante mala idea.

¿Cómo calculaste el precio del bocadillo?
Pues le dije un precio así más o menos, a ojo.

PUBLICIDAD

¿Algún otro bocadillo raro?
He preparado también muchos de callos pero la gente siempre pide lo mismo, como digo yo, la “sota, caballo y rey” de la restauración, que son el lomo, la pechuga de pollo y el beicon.

Jugar a lo seguro.
Claro.

CLEMENTE (57 AÑOS) Y JOANA ANDREA (36 AÑOS), BAR A PEDRA

VICE: Estoy preguntando a varios bares cuál es el bocadillo más raro que han servido nunca.
Clemente: Pues déjame pensar, no sé…
Joana Andrea: Tampoco nos piden cosas muy raras.
Clemente: No, creo que lo más raro ha sido uno de ensaladilla rusa.

¿Lo construiste?
Lo hice, sí. Estamos para servir lo que nos pidan, siempre que entre dentro del régimen de la hostelería.

Claro, claro. Veo que hacéis pulpo a feira, antes me han comentado en otro bar que les pidieron un bocadillo de pulpo y esto les había parecido raro. A mí tampoco me parece muy extraño, ¿es habitual?
¡Claro, esto es típico! Se hace con cachelos o sin, lo que pida el cliente, pero es muy normal.

El de ensaladilla tampoco es que sea muy raro, ¿no recuerdas algo más complicado, algo sin sentido?
Bueno, una vez me pidieron un bocadillo de plátano.

¿Plátano?
Sí, pan con tomate y un plátano dentro, todo calentado en el microondas.

La imagen es desastrosa. ¿Llegasteis a probarlo?
Joana Andrea: No, ninguno de los nos planteamos probarlo.
Clemente: Las cosas que no me entran por los ojos no me las como.

DJ La Greña

leave a comment

Create Account



Log In Your Account