Las mujeres sienten más presión financiera que los hombres: Nielsen

Las mujeres sienten más presión financiera que los hombres: Nielsen

Compartir

El 53% de las mujeres en América Latina no considera que esté recibiendo el mismo salario que los hombres por hacer exactamente el mismo trabajo.

Los desafíos que enfrentan las mujeres en América Latina difieren según su nivel socioeconómico. Las mujeres con un estatus más alto están lidiando con una falta de diversidad en la contratación, menos oportunidades de promoción y licencia de maternidad y paternidad corta o inexistente. Mientras, un gran porcentaje de mujeres que viven en la pobreza tienen trabajos informales, lo que les impide participar en programas sociales y de apoyo. Estas mujeres a menudo tienen pocos derechos, poca seguridad laboral y carecen de acceso a la educación.

“Las vulnerabilidades económicas de la región juegan un papel importante en nuestra capacidad de gasto, especialmente para las mujeres”, detalla la consultora Nielsen en su más reciente documento que titula “Las mujeres latinas son la clave para recuperar el crecimiento económico en nuestra región”, trabajo el cual detalla el papel de ellas en las sociedadaes y su importancia en las diversas economías mundiales.

TAMBIÉN LEE: Las desventajas de ser mujer en el sector tecnológico

Solo un tercio de las mujeres (36%) se sienten positivas acerca de sus perspectivas laborales en el futuro, en comparación con el 46% de los hombres. El 53% de las mujeres en América Latina no considera que las mujeres estén recibiendo el mismo salario que los hombres por hacer exactamente el mismo trabajo, en comparación con el 36% de las mujeres a nivel mundial.

 

Las presiones financieras están agravando la vida cotidiana de las mujeres. Una de cada dos (54%) mujeres en América Latina considera que su situación económica está peor o casi igual que hace cinco años, en comparación con 47% de los hombres.

“Las vulnerabilidades económicas de la región juegan un papel importante en nuestra capacidad de gasto, especialmente para las mujeres. Solo un tercio de las mujeres (36%) se sienten positivas acerca de sus perspectivas laborales en el futuro, en comparación con el 46% de los hombres”, señala Nielsen.

Comercio electrónico como aliado

Las mujeres en América Latina a menudo tratan de equilibrar las expectativas patriarcales tradicionales de la sociedad con sus expectativas del progreso. Las empresas pueden convertirse en defensoras de las mujeres abordando las desigualdades salariales y el establecimiento de horarios flexibles y apoyando a las mujeres empresarias en su cadena de suministro.

Fuera del lugar de trabajo, las mujeres buscan formas de recuperar lo que más valoran: el tiempo, lo que a menudo significa reducir el tiempo dedicado a completar las tareas diarias. Las marcas pueden ayudar a las mujeres simplificando su vida diaria y resolviendo sus necesidades a través de productos y servicios que aseguren que su comunicación representa la realidad de sus causas y los malabarismos de su vida diaria.

El comercio electrónico es una clara solución a esta necesidad de las mujeres latinas y aunque está en sus primeras etapas tanto para productos en general como para consumo masivo, hoy en día ya existen 20% de mujeres en la región que han comprado alimentos en línea y que continúan en la búsqueda constante de experiencias de compra sin riesgos, sin sacrificar la comodidad que anhelan y a un precio que están dispuestas a pagar.

En la región, 64% de las mujeres están más dispuestas a comprar en línea si existe una garantía de devolución de dinero en caso de que el producto o la descripción no hayan sido correctas y se sienten motivadas por aquellos mensajes que les ofrezcan entrega gratuita por encima de cierto gasto o por comprar en días específicos, conocimiento de la hora exacta de su entrega y la capacidad de monitorear el estado de sus pedidos en tiempo real.

DJ La Greña

leave a comment

Create Account



Log In Your Account